Se encuentra usted aquí

Invenciones de paella valenciana que la convierten en un “monstruo” II

CC Alicia Roselló GenéCC Alicia Roselló Gené
Tal y como os prometimos la semana pasada, volvemos con la segunda parte de invenciones de nuestra querida paella que la convierten en un plato muy poco apetecible. Si ya os quedasteis alucinados con las “ingeniosas creaciones” que os presentamos en esa primera edición, aún os quedan ejemplos por ver de lo que NO es para nada una auténtica paella valenciana. ¿Preparados?

Versión “vacío la nevera”. Esta variante se fundamenta en el “todo vale”. Básicamente se trata de preparar un arroz con cosas, pero no con cosas lógicas, si no con todas las que encuentres en tu frigorífico como si quisieses vaciarlo porque acabas de hacer la compra y la nueva comida que traes no te cabe. Los creadores de este “monstruito” mezclan pimiento, gambas, mejillones, calamar, habas, chorizo, zanahoria, ¡ah! y arroz claro, que como os podéis imaginar entre tanto ingrediente prácticamente ni se ve. Sin comentarios.

Paella con alcachofas de lata. Ya os hemos dicho que un ingrediente aceptable en la paella valenciana es la alcachofa por ser responsable de aportar un sabor único, pero eso sí, si es temporada y por lo tanto es fresca, ya que en la paella es primordial que todos los elementos sean frescos.

Paella pitufo. ¿No la conocéis? Nosotros tampoco hasta hace poco, y es sin duda la que más asombro nos produjo al verla, por ello la hemos calificado de “la paella monstruosa por excelencia”. Os explicamos, para conseguir esta paella, únicamente es necesario cambiar el azafrán por un poco de colorante alimentario azul y listo, ¿qué os parece? Anonadados nos hallamos todavía.

Paella cocinada sin paella. A ver, esto está clarísimo, si para cocinar la paella no utilizas el recipiente que le da nombre -una paella-, simplemente no es una paella. No es un capricho, es que para que el arroz quede en su punto necesita mucha superficie de evaporación.

Paella de arroz largo tipo Basmati. Posiblemente no es fácil encontrar en todas partes los arroces de las variedades Albufera, sénia o bomba que son aquellos que mejor absorben los sabores y que además tienen la gran virtud de no pasarse fácilmente, pero no nos vale como excusa que por no tener éstos se utilice arroz largo, ya que el resultado será un arroz insípido.

¿Remover el arroz durante su cocción? Nunca. Esta aclaración tiene que ver con el cómo más que con el qué, pero es también importantísima. Si hacemos esto, haremos que el grano de arroz se rompa, libere almidón y finalmente obtendremos una paella pastosa.

¡Esperamos que os haya gustado esta segunda edición de deformaciones de la paella!

Tags:

paella no valenciana

no es paella

arroz con cosas