Se encuentra usted aquí

Fútbol, solidaridad y paella gigante en Benidorm

Fútbol, solidaridad y paella gigante en BenidormFútbol, solidaridad y paella gigante en Benidorm
Cada vez con más frecuencia, vemos unidos actos solidarios y paellas, lo cual en Paellas Gastraval no puede gustarnos más. El pasado domingo, tuvo lugar un evento de estas características con motivo del partido que se disputaba en el Estadio Municipal Guillermo Amor entre el Benidorm CD y el Alicante CF, ya que se trataba del más interesante del grupo cuarto de la Regional Preferente.

El Benidorm, quiso preparar un domingo de fiesta para recibir al líder -el Alicante CF-, horas antes del comienzo del encuentro que arrancaba a las 17:00 horas.

Los celestes en ese momento lideraban la clasificación con 56 puntos, mientras los benidormenses se encontraban en segunda posición con 54. Por tanto, la victoria de los de Antonio Villaescusa permitía un cambio en lo alto de la tabla, y a partir de ese momento los locales dependían de sí mismos para disputar como campeones de grupo el play-off de ascenso a la tercera división.

Y así fue, con un 2-0, los benidormenses derrotaron al Alicante y con 57 puntos, se convertían en los líderes de la Regional Preferente Valenciana grupo 3.

La directiva local presidida por Adolfo Murillo, se había marcado como meta de esta temporada el ascenso, y siendo éste el objetivo y encontrándose en la recta final de la competición, cualquier iniciativa que supusiese llevar a más gente de la habitual a las gradas del Guillermo Amor era una buena idea.

En este caso y por tercer año consecutivo se celebró la «Jornada de Convivencia». Un día en el que tuvo lugar una fiesta entre la directiva y los aficionados consistente en una paella gigante, que se podía degustar previa adquisición de un ticket por importe de 5 euros, con el que además de la paella y una bebida, se podía disfrutar de un ambiente festivo, con música, castillos hinchables para los niños y una entrada para poder ver el partido.

Dicha fiesta se celebró en el propio parking del estadio ya que pretendía superar los 2.000 asistentes y podemos suponer que la celebración se alargó más de lo esperado tras el resultado positivo a favor del Benidorm.

Días antes del encuentro, el presidente Adolfo Murillo aseguraba que “queremos que los aficionados tengan una vez más una jornada de fiesta junto al equipo, en un partido tan importante como el que se juega el domingo y además con el importe que se obtenga con la venta de los tickets, un quince por ciento de la recaudación irá a parar a la Cruz Roja local y otro quince por ciento al Centro Doble Amor, ya que ambas entidades colaboran también con nosotros a lo largo de la temporada”.