Se encuentra usted aquí

El aperitivo también puede ser sano

El aperitivo también puede ser sanoEl aperitivo también puede ser sano
La mayoría de españoles como amantes del buen comer, no perdona el aperitivo del fin de semana. Y es que al margen de ser una tradición gastronómica para ir abriendo el apetito, se trata de un momento relajado para compartir con familia y amigos.

En España y sobre todo ahora que llega el buen tiempo, sentarse en una terracita al sol antes de la comida y tomarse una cañita junto con un platito de paella o una copa de vino con una tapa de jamón, se convierte en uno de esos placeres de la vida.

Para aquellos que se preocupan de cuidar la línea y están en contra de “picar” algo antes del plato principal, expertos nutricionistas han coincidido en que esta costumbre tan española puede formar parte de una alimentación variada, equilibrada y moderada, es más, puede ser hasta un plan para bajar de peso, siempre teniendo en cuenta que suma. Es decir, apuntan que hay que tener en cuenta que si se toma aperitivo, habrá que restarle a la comida las calorías que se han ingerido con anterioridad.

Lo poco recomendable es irse de tapas, “ponerse morado”, y después hacer también una comida copiosa como si de un domingo cualquiera se tratase. Pero el aperitivo no es el principal impedimento para mantener el peso a raya, el problema está en combinarlo con una vida sedentaria. Una persona activa que entre semana lleva una alimentación equilibrada y realiza ejercicio físico con asiduidad, puede permitirse más caprichos cuando llega el sábado que otra que no lo hace.

Desde Paellas Gastraval apostamos por evitar los fritos y otros aperitivos con grasa como los que llevan salsas tipo mayonesa. Como alternativa podemos optar por alimentos más proteicos como el pulpo, los encurtidos, las vinagretas, los crudités -verduras cortadas en palitos-, conservas al natural o mariscos al vapor o a la plancha. Las aceitunas tienen más calorías, pero son ricas en ácido oleico, beneficioso para el corazón, vitamina E y polifenoles -antioxidantes-. Nuestro jamón, ibérico o serrano, también es una buena opción; sin embargo con los frutos secos, hay que ser racionales, ya que son saludables, pero crudos o tostados, no fritos porque son muy calóricos.

En cuanto a las bebidas, debemos inclinarnos por las menos calóricas, quitando el agua, que tiene cero calorías, los refrescos light y la cerveza sin alcohol son una buena decisión como acompañante de nuestro querido aperitivo.

Tags:

dieta saludable

aperitivos saludables

dieta equilibrada