Se encuentra usted aquí

Los arroces de la cosecha 2013

Los arroces de la cosechaLos arroces de la cosecha
Siempre desde nuestro entorno, el Parque Natural de La Albufera, se cultivan una serie de variedades de arroces para conseguir una paella perfecta. El motivo por el que se elige una u otra variedad para su producción, no es otro que buscar obtener la mejor rentabilidad por hectárea cultivada, y es precisamente por eso que a veces las variedades que se comercializan pueden no ser las mejores o mas preferidas, sino las que mejor resultado dan desde el punto de vista agronómico.

El motivo por el que se elige una u otra variedad para su producción, no es otro que buscar obtener la mejor rentabilidad por hectárea cultivada, y es precisamente por eso que a veces las variedades que se comercializan pueden no ser las mejores o mas preferidas, sino las que mejor resultado dan desde el punto de vista agronómico.

En los últimos años y a consecuencia del cambio sociológico provocado por el aumento de la oferta de cocinas y estilos de alimentación foráneos, se ha incrementado el consumo de arroces de variedades producidas no solo fuera de nuestra zona, sino de fuera del país, y es precisamente por este motivo unido a la necesidad de buscar resultados atractivos y de calidad, el que se haya iniciado una demanda por parte de los cocineros profesionales y también por el aficionado a la cocina del arroz, dirigida a conseguir que dispongamos de nuevas variedades de arroces con las que cocinar platos suculentos y cómodos, que resulten atractivos y hagan felices a los comensales.

Es así como en los últimos 10 años El Departamento del arroz del IVIA en Sueca, ha creado variedades como la J. Sendra, y la Albufera que han resultado, la primera muy productiva y con características muy similares al desaparecido Senia, mientras que la segunda nos da un comportamiento en su aplicación en cocina que la convierten en la variedad preferida por los entendidos en arroz.

En cuanto a la cosecha, el año 2013 ha sido un año de circunstancias muy cambiantes que han alterado el normal funcionamiento de la vida en los arrozales valencianos.

A principios de la temporada cuando los campesinos estaban preparando los suelos para proceder al abonado, sobrevinieron una serie de tormentas que durante casi tres semanas detuvieron el proceso de las labores agrícolas, consecuencia de lo cual se inició la siembra con varias semanas de retraso, provocando que la recolección se haya iniciado a finales de Septiembre en lugar de los primeros días que es lo habitual.

Además en zonas como los alrededores de Pego caracterizadas por el cultivo de la variedad Bomba, se dieron las circunstancias de que en los primeros días de desarrollo de las plantas del arroz una desafortunada tormenta provocó el hundimiento de las jóvenes plantas y el enorme daño a la producción de la cosecha.

Por último comentar que las variedades producidas este año han tenido variaciones como : el aumento del J. Sendra, Albufera y Gleva y el descenso del Bomba y otras variedades de menor incidencia.